La Otra Historia de la Cosmonáutica Soviética (I): Yuri Gagarin

Yuri Gagarin
Yuri Gagarin. Cosmonauta de la URSS

Por Francisco Barrera

El 12 de abril de 1.961 el cosmonauta Yuri A. Gagarin a bordo de la nave Vostok-1 es lanzado al espacio para realizar la primera órbita terrestre.

Situándonos en la época, recordemos que estamos en plena Guerra Fría, la información que nos llegaba de detrás del “Telón de Acero”, sobre estas cuestiones, era poca y se limitaba a airear los grandes éxitos en su marcha hacia el espacio reafirmando la supremacía soviética ante su competidor, los EE.UU.

El secretismo imperante dio lugar a la “duda” sobre el programa espacial soviético, ya que este cuenta con infinidad de “puntos oscuros” desde sus inicios. Sin embargo, con el paso del tiempo y con la información de fuentes, a las que hoy en día podemos acceder, se ha cuestionado, al igual que otros hitos de la “Historia Oficial de la Humanidad”, por varios autores, la autenticidad de lo que nos han contado.

La Historia Oficial

Comenzaremos dando unos apuntes sobre la biografía de nuestro personaje y, después, abordaremos el viaje de la Vostok-1.

Yuri A. Gagarin

Yuri A. Gagarin

Nació en Gjatsk, en una granja colectiva del distrito de Smolensko, el 9 de marzo de 1.934. Gagarin comenzó su educación en la escuela local a la edad de 7 años, pero al comenzar la II Guerra Mundial tuvo que interrumpir sus estudios hasta el final de la misma. Ingresó en el Komsomol desde 1.949 a 1.951, año en que los terminó, graduándose como moldeador-fundidor en la escuela profesional de Lubertsy.

Más tarde pasó a una escuela técnica en Saratov, graduándose como técnico Industrial. Fue cuando se despertó en él un inusitado interés por la aviación, ingresando en el Aeroclub de Saratov y empezando a recibir clases de vuelo. En 1.955, con su grado de técnico, marchó a Orenburgo, localidad de los Urales, donde ingresó en la Academia de las Fuerzas Aéreas. En esa localidad conoció a la que sería su mujer, una estudiante de medicina, llamada Valentina.

Yuri Gagarin como Cadete de Vuelo
Yuri Gagarin como cadete de vuelo en el Club Saratov

Gagarín permaneció dos años en la Academia de las Fuerzas Aéreas, de la que salió en 1.957 como oficial. En 1.960 pasó al Partido Comunista como miembro pleno, siendo seleccionado para formar parte de la promoción de cosmonautas, entrenándose para su labor con el máximo secreto.

Realizó el primer vuelo cósmico de la Historia a bordo del Vostok-1, el 12 de abril de 1.961. Hazaña por la que se le otorgó el título de Héroe de la Unión Soviética y fue condecorado con la Orden de Lenin. Fue ascendido a teniente coronel de las Fuerzas Aéreas Soviéticas y pasó a ser comandante de la Unidad de Cosmonautas Soviéticos colaborando estrechamente en el posterior lanzamiento de los otros cosmonautas.

Viajó por varios países de Occidente para relatar su vuelo y presentar a la astronave “Vostok”.

Le chamin de cosmos
El Camino del Cosmos, por Yuri A. Gagarin

Publicó el libro “El camino del Cosmos”, considerado como su “biografía roja clásica”, donde relata su vida y expone su experiencia del viaje.

Se estaba preparando una visita de buena voluntad a España cuando el 27 de marzo de 1.968, le sobrevino el fatal accidente que le costó la vida mientras realizaba una misión de entrenamiento con un nuevo avión desarrollado por la Unión Soviética. El aparato se estrelló en las cercanías de Moscú. Las cenizas de Gagarin recibieron sepultura en la muralla del Kremlin, en una ceremonia donde se le rindió los máximos honores.

Vostok-1

Diagrama Vostok 1
Diagrama Vostok-1

El 12 de abril de 1.961 los científicos soviéticos asombraron a todo el mundo científico occidental con el anuncio de la puesta en órbita, con todo éxito, de un cosmonauta ruso, a bordo de un navío espacial monoplaza llamado Vostok (Oriente).

El Vostok-1 tras su lanzamiento logró alcanzar un perigeo 175 km. Y un apogeo de 302 km., tardando 1 hora y 48 minuto en dar una vuelta (órbita) en torno al planeta a una velocidad de 27.358 Km/h., descendiendo al finalizar la misma. Eran las 10 horas y 55 minutos (hora de Moscú) cuando llegaba al suelo la nave con su tripulante sano y salvo.

Órbita de la Vostok-1
Órbita realizada por la Vostok-1

Sin embargo, casi no hay imágenes ni vídeos de lo que vio Gagarin durante su vuelo, la cámara estaba en el interior y enfocada hacia él, solo contamos con la descripción de lo que veía:

Veo la Tierra, la visibilidad es buena y puedo distinguir casi todo, aunque parte de la superficie está cubierta por nubes densas, el vuelo prosigue, todo en orden“.

En este estado de cosas y con motivo del 50 aniversario de la misión, YouTube nos regaló el documental “First orbit” (Primera órbita), en donde se recrea el viaje de 108 minutos del cosmonauta ruso a bordo de la nave Vostok-1.

Y, por último diremos que con motivo del cincuenta aniversario de
este evento, las Naciones Unidas, publicó una resolución, la 65/271, en
donde se declara esta fecha como el “Día Internacional de los Vuelos
Espaciales Tripulados

También tenemos que esta fecha, 12 de abril, es una celebración internacional que se conoce como “La noche de Yuri

Lo Poco Contado

En los viejos libros que tratan la Historia de la conquista del espacio, no solo encontramos relatos de esta “triunfante” hazaña, en algunos encontramos las dificultades que esta supuso. Dificultades que pudieron desencadenar un trágico final y que se superaron, o dificultades que en aquella época no eran “políticamente correctas” airear.

Citamos del libro “RUSIA EN EL ESPACIO programa Vostok1”, el siguiente párrafo:

Hay que reconocer, no obstante, que lo único que no hizo Gagarin fue tripular manualmente su navío cósmico. Ante el temor de que el cosmonauta pudiera perder el conocimiento, los científicos rusos habían optado por controlar el navío por medios automáticos y por control remoto, desde tierra, a fin de asegurar el retorno de la cosmonave en el caso de que el tripulante sufriera un grave imprevisto” (pg.35)

Modelo Vostok-1
Recreación 3D de la nave Vostok-1

Esta información, que aparece en el citado libro publicado en 1.968, no estaba al alcance de todos. Tuvimos que esperar hasta el 28 de febrero de 1.996, cuando el periódico italiano “La Republica” divulgó unas declaraciones del doctor Vitali Volovitch, médico personal de Gagarin, en una entrevista con el periódico “Moskovski Komsomolets“, en donde dice:

“Así que antes de la partida para la misión histórica, era 1961, los controles manuales del “Vostok-1” estaban bloqueados, por lo que incluso si el cosmonauta hubiera perdido su lucidez, no podría haber realizado una maniobra precipitada que hubiera comprometido la misión”

Más adelante, abunda sobre la cuestión:

“El temor de que Yuri perdiera la cabeza debido a la soledad en el cosmosllevóalosconstructoresabloquearlossistemasdecontrolmanual”.

Y finaliza diciendo:

“… los responsables de la misión fijaron en el asiento de Gagarin un paquete que el cosmonauta abriría solo si hubiera recibido una orden de hacer lo desde la Tierra. Contenía instrucciones y códigos para desbloquear los controles manuales del “Vostok-1”.

Otro punto, que no se divulgó en su época fue la negación de proporcionar informaciones a Gagarin sobre los parámetros de su órbita que tendrían que haber sido facilitados desde la estación terrestre Zarya 3 en Elizovo en la Península de Kamchatka, en el Extremo Oriente soviético.

En un momento Gagarin aparentemente perdió la paciencia, pues recibió innumerables respuestas sin sentido y preguntas sobre su condición, hechas por un controlador en suelo, no conseguía o no quería proporcionar informaciones útiles.

La historia oficial de la red de control sobre el vuelo afirma:

… Esta misión victoriosa ha tenido problemas inaceptables, que se han convertido en una fuente de profunda preocupación e incluso de estrés (entre los controladores de vuelo). Fue lo que ocurrió cuando en un corto plazo de interrupción de comunicaciones en UHF de Korolev con el cosmonauta durante el paso de la nave espacial sobre la banda de la estación en tierra…

Sucedió también cuando el control del equipo de vuelo regional liderado por el futuro cosmonauta Aleksei Leonov no recibió datos del Centro de Coordinación de Cálculo en Moscú sobre la real órbita de Vostok en el momento del contacto con Gagarin. En la época, Leonov, para no preocupar a Gagarin, asumió la responsabilidad para sí al decir al cosmonauta que la órbita era normal. No podría estar más lejos de la verdad

A modo de “curiosidad”, facilito el enlace en donde se encuentra la transcripción de las comunicaciones del Vostok-12

(Ni que decir tiene que estamos consultando la Historia Oficial del vuelo.)

Y, por último, citaré el problema más grave que se presentó en el vuelo, curiosamente reconocido por las propias autoridades soviéticas pocos años después, me estoy refiriendo que durante la reentrada la cápsula esférica no se separó del módulo de servicio como estaba planeado, sino que permaneció unida al mismo. Esto provocó que la nave girase bruscamente en todas direcciones con una velocidad angular de 30 grados por segundo poniendo en riesgo la vida de Gagarin. Por suerte, las cinchas metálicas que unían la cápsula con el módulo de servicio (Nº 12 en el esquema) terminaron por derretirse bajo el efecto de las altas temperaturas de la reentrada y Gagarin pudo completar su histórica misión.

Gagarin y la Vida extraterrestre

En un artículo publicado en la revista “Sputnik”, abril de 1.981, el equivalente a nuestro “Selecciones del Reader’s Digest”, nos relata:

Yuri Gagarin

“Estábamos encantados cuando el tío Pavel venía a visitarnos y se pasaba la noche en casa. Echaban sobre el heno un gran lienzo y nos tendíamos encima, nosotros, los chicos y el tío (…) contemplábamos el cielo con sus constelaciones, a cual más bella. Valentín mi hermano mayor, preguntaba de continuo:

¿Vive gente allí?

El tío Pavel sonreía y le contestaba pensativo: Quien sabe… Yo creo que hay vida en las estrellas… No es posible que entre los millones de planetas la Tierra sea la única en tener esa suerte…”

¿Tuvo Gagarin la oportunidad de comprobar personalmente la contestación a esta pregunta?

Tenemos unas declaraciones en donde él dijo:

“Durante mi vuelo vi algo más aparte de lo que ustedes saben ya. Supera todo lo imaginable. Si me autorizaran a decirlo, yo maravillaría al mundo entero”.

¿A qué se refirió? Nunca lo sabremos, pero muchos están convencidos de que se trata de algún encuentro ovni. Incluso Radio Viena ofreció una sorprendente noticia el 21 de abril de 1.967:

“El cosmonauta Gagarin afirmó que los platillos volantes son objetos voladores reales que se trasladan a la velocidad de la luz y entrañan serios problemas, y cuya investigación es indispensable”.

Ocultación

Si bien, hasta aquí nos hemos movido en un campo puramente histórico, pero poco “aireado”, admitido por el estamento oficial, hay otras fuentes que nos informan sobre lo que inicialmente fue rechazado de pleno, pero el paso del tiempo y la acumulación de informaciones que han ido saliendo a la luz han hecho que sean tenidas en cuenta y podamos clarificar esos “puntos oscuros” aludidos en la introducción del programa o planteamientos inaceptables en la época en que surgieron.

Así pues y siguiendo esta línea, viene al caso citar al periodista Alberto Granados, que en su obra: “¿Es eso cierto?3 y en unos de sus apartados titulado. “Una pequeña trampa”, nos informa:

El Gobierno ruso, durante mucho tiempo, engañó a la opinión pública sobre lo que realmente había sucedido con el vuelo de Gagarin; para que las reglas de la aeronáutica consideren que un vuelo ha sido tripulado, el piloto debe ser el responsable del despegue y del aterrizaje de su máquina, éste es un requisito obligatorio para que se pueda reconocer oficialmente. Los dirigentes rusos mintieron durante varios años asegurando que así había sido, reconociendo tiempo después que Gagarin utilizó el sistema de eyección de su nave para salir disparado a la atmósfera y aterrizar con su paracaídas”

En otro orden de cosas, en su tiempo se llegó a plantear una pregunta que se consideró “políticamente incorrecta”, pero hoy, esto no es así:

¿Gagarin fue el Primer Humano en Salir al Espacio?

Vladimir Ilyushin

Para contestar esto, tenemos que situarnos unos días antes de aquel famoso 12 de abril de 1.961, concretamente el día 7 cuando se produjo el lanzamiento secreto del cosmonauta Vladimir Ilyushin a bordo de la cápsula “Rossiya”.

Desafortunadamente, antes de completar la primera órbita, algo salió mal, Ilyushin dejó de contestar las llamadas desde el control de la misión. Nuestro cosmonauta había perdido el conocimiento cosa que ya había sucedido en otras ocasiones.

Ante esta situación se decidió intentar un aterrizaje de emergencia durante la tercera órbita. La consecuencia fue que este se produjo en territorio de la China continental, un país comunista, pero con tensas relaciones con Moscú en aquellos momentos.

Al estar inconsciente, Ilyushin no pudo accionar el sistema de salida de la cápsula, sufriendo lesiones muy graves cuando esta cayó al suelo.

Estaba gravemente herido y fue rescatado por las autoridades chinas, que lo hospitalizaron, permaneciendo un año como “invitado de honor”, eufemismo reservado para los agentes de inteligencia capturados, antes de ser devuelto a su país.

En 2.007 se abrieron al mundo los principales archivos secretos del Kremlin y se pudo constatar la realidad de la misión espacial de Ilyushin.

Tras este “fracaso espacial”, al día siguiente, se tomó la decisión de la puesta en órbita de Yuri Gagarin que se materializó cinco días después con resultado exitoso, relegando, por tanto, el vuelo de Ilyushin a la sombra.

Conspiración: Los Vostok-Escèpticos

Al igual que ocurre con el Programa Apolo, los rusos también cuentan con sus detractores: El vuelo de Gagarin fue un engaño, o simplemente, No existió.

Las fuentes que inducen a dicha afirmación las tenemos en dos autores, uno es el periodista húngaro István Nemere, que desarrolla el tema en su libro: “Gagarin – kozmikus hazugsag” (“Gagarin: Una mentira Cosmica”) y el otro es Gerhard Wisnewski que ha escrito: “Lügen im Weltraum. Von der Mondlandung zur Weltherrschaft” (“Mentiras en el espacio. Del aterrizaje de la Luna a la dominación del mundo”).

La pista sobre la existencia de ambos libros nos la da, por un lado, el periodista y escritor Juri Lina, nacido en Estonia y afincado actualmente en Suecia, en su obra “Arquitectos del Engaño” y, por otro tenemos al historiador y analista político Michael Palomino, que en su página Geschichte in Chronlonloguie, concretamente en su apartado titulado: “La atmosferanáutica – las pruebas para la mentira de la Luna” dedican un amplio estudio sobre la cuestión que nos ocupa apoyándose en una gran cantidad de material fotográfico.

Ni que decir tiene, que la historia contada por estas fuentes, difieren de la versión oficial, a modo de ejemplo citamos:

Radio Moscú afirmó que un cosmonauta soviético, Yuri Gagarin, había sido enviado al espacio la mañana del 12 de abril de 1.961 en el cohete espacial Vostok. Según el anuncio oficial, ya había aterrizado y se encontraba con buen estado de salud.

La propaganda soviética afirma que unos simples campesinos habían reconocido a Yuri Gagarin poco después de aterrizar en un campo y con entusiasmo gritaron: “¡Gagarin, Gagarin!”, pero en aquel momento no se había informado nada sobre su viaje espacial, ni se había publicado ninguna imagen de él y su nombre ni siquiera había sido mencionado. El mensaje de la radio y televisión fue emitido 35 minutos después del presunto viaje ¿Eran psíquicos aquellos labradores?

En sus conferencias de prensa Gagarin leía notas mientras relataba su viaje, pero ello no le impidió cometer errores. Decía: “Entonces vi Sudamérica”, pero eso no es así, en aquellos momentos era de noche en América del Sur lo que le impedía su visión, es más, un simple cálculo indicaba que tardó 15 minutos en llegar a América del Sur, cosa improbable, ya que en vuelos posteriores se pudo constatar que siempre fueron necesarios 45 minutos para llegar.

En otra ocasión Gagarin declaró que la ingravidez no había sido ningún problema. Todo parecía muy normal. Ahora sabemos que esto no es así. El cosmonauta German Titov, por ejemplo, tuvo dificultades con el equilibrio y sufrió problemas cardíacos. Síntomas similares a los experimentados por los astronautas estadounidenses.

Unos periodistas extranjeros le preguntaron. “¿Cuándo se publicarán las fotografías que hizo en el espacio Gagarin?”, Gagarin permaneció en silencio, pensó un momento y respondió: “¡Es que no llevaba ninguna cámara!”.

Resulta rara esta respuesta. Las sondas espaciales soviéticas no tripuladas siempre llevaban a bordo equipos fotográficos. Habría sido un importante triunfo propagandístico publicar imágenes de Gagarin en el espacio. La Unión Soviética no habría perdido una oportunidad como esta.

Por último y tal como se dice en estas fuentes, nunca se explicó si Gagarin aterrizó con su cápsula o había sido expulsado mediante su asiento catapulta antes de tomar tierra. La cuestión está en que no existen fotografías de Gagarin con traje espacial en ese momento, en todas las presentadas, siempre, aparece Gagarin con traje de paracaidista…

Una Muerte Misteriosa

Yuri Gagarin Piloto de Pruebas

Y finalizamos este recordatorio de la figura de Gagarin y su hazaña mencionando su trágico final que se encontró envuelto por un misterio y que ha dado lugar a todo tipo de especulaciones.

La cuestión es que el 27 de marzo de 1.968 Gagarin perdió la vida cuando el caza de entrenamiento que pilotaba se estrelló en Novosyolovo, a unos kilómetros de Moscú, con el también falleció su amigo y copiloto Vladimir Seryogin. No se informó por aquel entonces las causas de la tragedia, “curiosamente” el avión no tenía la “caja negra” correspondiente, pero a Gagarin se le veló con luto oficial, algo que en la Unión Soviética había estado únicamente reservado a los líderes del PCUS.

El informe oficial confeccionado a tal efecto por la comisión de investigación, ocupa 29 volúmenes y no fue publicado, motivo que alimentó las más disparatadas teorías, se dijo que estaba experimentando algún tipo de avión “secreto” y de algún modo otro avión, imprevisto, pasó cerca y le causó una caída repentina. Otros creen que Yuri fue secuestrado por los extraterrestres por ser el primer hombre que salido al Espacio, se extendió también la leyenda de que Yuri estaba borracho, a pesar de que quienes lo trataron afirman que bebía una copa dos veces al año: en Navidad y el Día de la Victoria y, por último citaré a aquellos que opinan que fue matado por los soviéticos, ya que era imperdonable, recordemos que había sido elevado a héroe nacional, ejemplo a seguir, el que Yuri bautizara a sus dos hijas en la iglesia.

Finalmente, y gracias a otro cosmonauta elevado a categoría de mito, Alexei Leonov, el primero en dar un paseo espacial e integrante de la comisión de investigación, puso el punto y final al señalar en unas declaraciones dichas en 2013 que la muerte de Gagarin y Seryogin se debió a un error humano, ya que un avión Sukhoi —con un pez gordo a bordo— pasó a menos de 20 metros de distancia y generó una onda de choque supersónica que resultó letal.

A Pesar de todo, las dudas siguen planeando sobre el asunto.

Conclusión

Más que conclusión, sería expresar nuestro agradecimiento al hombre que por su hazaña, independientemente de los condicionantes de su época, nos mostró que ese sueño, que por aquel entonces, campaba a sus anchas en el terreno de la Ciencia-Ficción, era posible:

El ser humano inició el camino hacia las estrellas.

Así pues: Gracias, cosmonauta Yuri Alekséyevich Gagarin

Intervención en El Último Peldaño

El 12 de abril de 2019, con motivo del aniversario de la primera órbita humana al planeta Tierra, Francisco Barrera realizó una intervención en el programa El Último Peldaño4, dirigido por Joaquín Abenza y emitido en Onda Regional de Murcia. A continuación os dejamos el extracto de esta intervención.

Referencias

  1. Rusia en el Espacio. Programa Vostok, 1968. Félix Laugué Dausá
  2. La Yuriesfera. www.yuriesfera.net
  3. ¿Es eso Cierto?. Aguilar, 2009. Alberto Granados
  4. El Último Peldaño, emisión del 19 de abril de 2019. Dirige y presenta Joaquín Abenza. Tema: Yuri Gagarin ¿Primer hombre en el Espacio?

¡Por favor, siguenos, comparte y dinos si te gusta!

3 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*