Identificados (II) Cuando la Astronomía nos hace ver OVNI

Por Antonio Salinas

Para algunos podrá parecer absurdo que Venus siga causando problemas y sea un causante de malas identificaciones OVNI. Pero lo cierto es que las personas cada vez tienen un peor conocimiento del cielo que cubre sus cabezas, cada vez lo miran menos. Y en el cielo nocturno hay determinados fenómenos que pueden llevar a confundir a una persona con amplios conocimientos en otros temas, pero que poca o ninguna vez ha mirado el cielo nocturno.

En la antigüedad esto no era así. Nuestros antepasados no solo estaban familiarizados con estrellas y astros, sino que eran capaces de orientarse con ellos. Pero el urbanita moderno, atrapado en ciudades de cemento con tanta luz que les impide ver las estrellas, ha tenido que pagar un precio alto por ello.

En esta entrega, y continuando la serie sobre los “identificados” , hablaremos y enseñaremos a identificar a aquellos fenómenos astronómicos que pueden ser deficientemente identificados.

Planetas

Los planetas han sido observados desde antiguo por nuestros antepasados. La palabra latina “planeta” proviene del griego “planētēs” que significa viajero o vagabundo. Y efectivamente así los identificaron los observadores. Ellos vieron unos puntos de luz no pulsante en el cielo que de una noche a otra parecían cambiar su posición en el cielo con respecto a las estrellas. Se movían siempre siguiendo un camino, un camino que hoy conocemos como plano de la eclíptica. El plano de la eclíptica no es otra cosa que el plano imaginario de la órbita de la tierra alrededor del sol.

Plano de la eclíptica Fuente: Wikipedia

Pero debido a que nuestro sistema solar es muy estable, todas las órbitas planetarias conocidas se han organizado en el mismo plano orbital o muy próximo a él. Visualmente desde la Tierra se representa como una curva imaginaria en la bóveda celeste por la que transitan los planetas.

Eclíptica, tal y como se aprecia desde la Tierra. Fuente: Universo Blog

El conocer el movimiento de los astros y sus características de observación es básico en la investigación OVNI, ya que este conocimiento nos ayudará a descartar algunas de las confusiones más clásicas del fenómeno

Observación de Venus

Venus, a la derecha, ofreciendo su espectáculo nocturno. Fuente: EFE

Venus, siempre Venus. Desde los tiempos de Bluebook la explicación del planeta Venus como fuente de denuncias OVNI es algo clásico. Sin embargo ¿Venus puede crear tanta confusión?

Lo cierto es que Venus es un planeta extraordinariamente brillante. Situado más cerca del sol que la Tierra, lo que le da su verdadera potencia lumínica es su atmósfera, espesa y cubierta de nubes. Con un albedo de 70 es probablemente el objeto más brillante del sistema solar a excepción del Sol. El hecho de que esté en una órbita más cercana al Sol que la Tierra hace que solo lo podamos ver unas pocas horas, al atardecer o al amanecer dependiendo de cuál sea su posición con respecto a la tierra.

La circunstancia de su aparición poco antes de que salga al Sol o poco después de que el Sol se pone nos revela otra característica de sus observaciones: Se suelen producir cercanas al horizonte. Cuando además nos encontramos con una zona montañosa este punto lumínico, además, puede aparecer detrás de una cresta o loma, sin mayor referencia. Un punto luminoso cercano al horizonte u otro punto de referencia puede arrojar una falsa sensación de velocidad. Bueno, falsa no es, ya que efectivamente la Tierra rota a esa velocidad. Pero lo cierto es que en ese momento somos conscientes de que el punto no parece estático, que se mueve más rápido que el resto de estrellas, cosa que no es cierta.

El planeta Venus no debería ofrecer problemas para una persona familiarizada con el cielo nocturno o la astronomía, aun que es cierto que unas condiciones adecuadas (cielo nuboso, por ejemplo) podrían confundir hasta aun observador experto que no contara con los datos astronómicos del planeta.

Guía para Observar el Firmamento

Guía para Observar el Firmamento, de Stuart Arkinson. 2018

Un libro para enseñar la astronomía a los más pequeños, porque solo cuando empezamos desde jóvenes a mirar el firmamento podremos apreciarlo y comprenderlo.

Este libro enseña a distinguir estrellas de planetas y a localizar las principales constelaciones a simple vista.

Compra en Amazon

Identificación de Venus

Pero, ¿Qué claves nos ofrece Venus para una identificación correcta?. Veámoslos a continuación:

  • Avistamientos Matutinos o Vespertinos: Debido a la posición relativa de Venus, sus observaciones solo se producen un par de horas antes de la salida del sol o su puesta. En raras ocasiones, aunque es posible, la observación de Venus puede producirse en la mañana y la tarde del mismo día.
  • Avistamientos en diferentes días: Dado que es un fenómeno astronómico, la posición relativa de Venus es estable con respecto a la Tierra durante varios días (unos 37). Durante estos días el brillo del astro puede ir hasta un máximo o un mínimo, dependiendo de la fase orbital en la que se encuentre.
  • Objeto estático o con poca velocidad. Normalmente Venus se observa como un objeto estático en el cielo, aunque, como hemos mencionado, su proximidad a algún punto de referencia puede revelar una velocidad moderada, que no es otra que la velocidad de rotación terrestre.
  • Brillo blanquecino, sin destellos

Datos a Solicitar al Testigo

Alguno de estos elementos puede darnos la pista de que estamos tratando con Venus. Al objeto de realizar la identificación correcta de la observación deberemos entonces solicitar al testigo tres datos fundamentales: Hora, Elevación y Azimut.

  • Hora: La hora a la que se produjo la observación. Cuanto más exacta sea, mucho mejor. Podemos emplear técnicas que le ayuden a recordar el momento. Por ejemplo, ¿qué estaba haciendo cuando lo vio? ¿Se puede relacionar con algo que tenga una hora fija, como por ejemplo, salida o entrada al trabajo, programa de televisión, etc.?
  • Elevación: Necesitamos ahora determinar la elevación de lo observado sobre el horizonte. Entendamos que la línea del horizonte representa los 0º y una línea imaginaria que surgiera de nuestra cabeza hacia el cenit marcaría los 90º. La bisectriz de ese ángulo marcaría 45º. Con estas tres referencias es fácil determinar una elevación aproximada del objeto.
  • Azimut: Es el ángulo con respecto al Norte, la dirección a la que fue observada el objeto. Para eso, y con la ayuda de una brújula u otro sistema que nos permita determinar las direcciones cardinales, estableceremos el ángulo con respecto al norte del objeto. Recordemos que Norte son 0º, Este 90º, Sur 180º y Oeste 270º, pero hay muchos otros rumbos entre estas direcciones puras. Determinar con exactitud el azimut nos ayudará a identificar eficazmente este objeto.

Estos datos serán metidos en el software adecuado para determinar si efectivamente la posición señalada coincide con la posición determinada astronómicamente para Venus. El mismo procedimiento lo emplearemos para Júpiter, del que hablaremos a continuación.

Guía para el astrónomo amateur

Guía Práctica para el Astrónomo Amateur, de Borge-Lacroux, 2007

Guía de introducción a la astronomía amateur, tocando todos los aspectos principales incluyendo la astrofotografía.

Recomendaciones sobre que telescopios comprar o cuando utilizar prismáticos para realizar nuestras observaciones

Compra en Amazon

Observación de Júpiter

Júpiter es un objeto que también puede destacar bastante en el cielo nocturno. Sin embargo, y a diferencia de Venus, los momentos en los que su brillo puede llegar a confundir a un testigo son menores. El periodo orbital de Júpiter es de aproximadamente 11 años, a diferencia del año terrestre. Podrá entenderse que la distancia entre la Tierra y Júpiter es oscilante, habiendo años en los que esté muy próximo. Cuando se producen estos acercamientos orbitales, el brillo de Júpiter es muy destacable en el cielo nocturno.

A diferencia de Venus, podremos verlo en toda la bóveda celeste, siempre en el plano de la eclíptica por donde pasan todos los planetas. En general Júpiter en lo alto de la bóveda celeste no suele ocasionar confusión, pero un Júpiter especialmente brillante ascendiendo cerca de una montaña, o emergiendo de una nube que se disipa, puede crear confusión.

Identificación de Júpiter

Al igual que en el caso de Venus, hay una serie de elementos característicos en este planeta.

  • Posición en cualquier punto del plano de la eclíptica: Debido a la posición con respecto a la Tierra de Júpiter, podemos observarlo prácticamente en cualquier punto de la bóveda celeste, pero siempre en el plano de la eclíptica.
  • Ausencia de Movimiento: Casi siempre el objeto será descrito como estático en el cielo, salvo que su posición esté cercana a algún punto de referencia
  • Persistencia: Debido a la gran órbita que describe Júpiter, la observación de este planeta en su máximo brillo puede durar varios meses, en los que se presentará prácticamente en la misma posición.
  • Brillo amarillento, sin destello

Los datos a solicitar al testigo son exactamente los mismos que en el caso de Venus y con el mismo objetivo, introducir estos datos en software astronómico para comparar la posición astronómica del planeta con la del cuerpo descrito.

Observación de Marte

Y nos queda Marte, aquel sobre el que caía todo el peso de las posibles “invasiones marcianas“. Marte es un planeta de brillo modesto hasta que se produce, al igual que Júpiter, un periodo de mayor proximidad con la Tierra. En el caso del planeta rojo esto ocurre cada dos años. En ese momento un punto rojizo se hace más evidente en el cielo. Las posibilidades de confusión son menores que en el caso de Júpiter o Venus dado su menor brillo. Sin embargo un observador sin experiencia o al que sobrevengan condiciones especiales de observación, podría confundirse igualmente. En lo personal debo decir que ha habido ocasiones en que he visto como un punto rojizo se hacía más evidente cuando unas nubes (invisibles) se disipaban en el cielo nocturno. Solo el conocimiento de estar pasando una época de mayor brillo de Marte pudo ahogar la sorpresa inicial. Y es que nadie está libre de estos posibles errores.

Identificación de Marte

  • Posición en cualquier punto de la eclíptica: Al igual que Júpiter, su posición puede estar en cualquier punto de la eclíptica.
  • Persistencia: El brillo de Marte se mantiene en intensidad durante al menos un par de meses, siendo su posición en el cielo prácticamente la misma de un día a otro.
  • Brillo rojizo, sin destellos

Software Astronómico

Independientemente de que el investigador OVNI debe conocer los rasgos generales de observación de los planetas más importantes para poder realizar las hipótesis de trabajo oportunas, es evidente que para realizar la identificación exacta y sin asomo de duda del cuerpo planetario que ha provocado el avistamiento OVNI, es necesario utilizar otras herramientas.

En este sentido en la actualidad existen un gran número de herramientas informáticas que nos pueden ayudar en este sentido. Intentemos repasar algunas de ellas.

  • Skymap, de Google: Si, no podíamos empezar sin esta magnífica aplicación de realidad aumentada diseñada por Google. Esta aplicación gratuita y para móvil nos permite en líneas generales nos permite recrear en la pantalla de nuestro móvil el cielo observable desde nuestra posición en el momento actual. Sin embargo, con la opción “viaje en el tiempo“, podemos introducir la fecha del avistamiento y, si estamos en el lugar del mismo, nos ofrecerá lo que se podía ver en el día y hora seleccionados.
  • Stellarium: Otro programa gratuito, con la particularidad de que ofrece una recreación virtual en nuestro escritorio.
  • Cartas du Ciel: También conocido como Skychart es el típico programa astronómico, ofreciéndonos un planisferio según los datos que le proporcionemos, con todos los datos relevantes de los astros que en él se vean.

Como vemos hay herramientas más que suficientes para realizar un estudio detallado del cielo en una fecha y hora determinada. Quizás más adelante encontremos tiempo para hacer algunas entradas que ayuden a manejar estos fantásticos programas de astronomía.

Bólidos

Bólido de Villalbeto de la Peña , 4 de enero de 2004. Imagen de Salvador Díaz. Fuente: SPMN

Lo que denominamos bólidos meteoros extraordinariamente brillantes que llegan a parecer bolas de fuego que se desplazan por el firmamento, dejando incluso una estela que perdura unos segundos en el cielo nocturno. Al igual que las estrellas fugaces no es otra cosa que un meteoroide, aunque de mayor masa que aquellas, pudiendo llegar a las toneladas de material.

Un bólido se presenta como una observación sorpresiva, inesperada, una irrupción en el cielo nocturno que sorprende al más experto. Puede, por tanto, ser causa de confusión ante un ojo inexperto. Puede ir acompañado de sonido explosivo y en ocasiones se pueden llegar a encontrar los restos que impactan en el suelo.

Identificando a un bólido

Pese a su aspecto sorpresivo y difícil de prever hay ciertos rasgos que nos permiten identificar su naturaleza.

  • Avistamiento a gran altitud: Dado que la mayor parte del fenómeno sucede a gran altitud, son necesarios cielos despejados. Ciertamente, los de mayor tamaño pueden mostrar su última fase bajo un cielo cubierto, pero no es lo más normal, y en todo caso un cielo cubierto ofrecería poco tiempo de observación.
  • Avistamientos Nocturnos y Diurnos: Aunque los bólidos son más fáciles de ver durante la noche, lo cierto es que ocurren a cualquier hora y los más brillantes pueden verse incluso de día.
  • Fenómeno muy Luminoso: El objeto se muestra muy luminoso, mostrando una fase de incremento de brillo, una meseta y un descenso de brillo. El brillo es superior al del planeta venus. El color normalmente es de un blanco intenso, aunque se pueden apreciar tonalidades que evidencian la composición de los materiales del bólido.
  • Movimiento rápido: El movimiento de un bólido es rápido, en línea recta y trayectoria descendente. No obstante y dado que las distancias recorridas son enormes, el movimiento puede dar cierta sensación de parsimonia, como si planeara.
  • Posibles rupturas: El meteoro ro, al sufrir las tremendas presiones y rozamientos de la reentrada, puede estallar en varios trozos

La Red de Investigación de Bólidos y Meteoritos

La S.P.M.N. (Spanish Meteor and Firebal Network) es un proyecto de investigación del material interplanetario integrado por científicos de varias universidades españolas. Además de investigar los restos recuperados de estos cuerpos, lo más interesante para nosotros es que dispone de más de 30 cámaras y elementos de detección, apuntando al cielo con la firme intención de detectar los bólidos que aparecen sobre nuestro territorio.

Posición de las cámaras de CCD y video de la SPMN. Fuente: SPMN

Estos bólidos son referenciados en su listado de bólidos, así que a los pocos días de haberse denunciado un objeto con apariencia de bólido, este suele aparecen en su listado de últimos bólidos, ofreciendo mucha información sobre el mismo.

El Bólido Ruso del 2013

Para finalizar, y como ejemplo de este tipo de eventos, me gustaría traeros el caso del conocido bólido ruso del 15 de febrero de 2013, también conocido como el Bólido de Chelyabinsk. Fue provocado por un meteoro de unos 20 metros que se desplazaba a casi 20 Km/segundo, y que impactó sobre la atmósfera a las 9:20 de la mañana. La luz del objeto era más brillante que la del propio sol, pudiendo ser observado en 100 Km a la redonda. Debido a su alta velocidad el meteoro explotó a unos 30 km de altitud, generando una gran explosión y brillo. Con sus 12.000 toneladas es el meteoro de mayor tamaño desde el evento de Tunguska, pasando totalmente indetectado hasta que apareció en la atmósfera terrestre. En el siguiente video podréis ver algunas espectaculares imágenes de este evento.

Conclusiones

Como hemos podido ver algunos eventos astronómicos pueden causar confusión en testigos con poca experiencia. Es por ello fundamental que el investigador OVNI sea, cuando menos, también un astrónomo aficionado, teniendo siempre en cuenta las últimas noticias en este campo. Una buena guía de observación astronómica con prismáticos puede ser un buen primer paso para comenzar a formarse en estos fenómenos celestes.

Esperamos, no obstante, que esta entrada os haya sido de utilidad ofreciéndoos las primeras y fundamentales claves de interpretación celeste.

¡Por favor, siguenos, comparte y dinos si te gusta!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*