El Enigma de Canneto di Caronia

Francisco Barrera

        Por Francisco Barrera  

Localización de Canneto di Caronia

  Canneto di Caronia es una pedanía de Caronia, en la provincia de Messina, Italia, que se extiende a lo largo de la costa del Mar Tirreno, entre Marina di Caronnia y Santo Stefano di Camastra, región de Sicilia, que se dio a conocer a nivel mundial por una serie de extraños sucesos acontecidos a finales del 2003 y, sobre todo, a partir del 2004 que duraron, en una primera fase, hasta 2008, año en que la enigmática actividad sufrió un parón y se reanudó, en una segunda fase, a partir del 2014.

LOS SUCESOS

            Repentinamente empezaron a producirse en el pueblo multitud de pequeños y extraños incendios de forma espontánea de todo tipo de electrodomésticos, es decir, lavadoras, aspiradoras, neveras, televisores, etc. sumándose a ellos los contadores de luz, interfonos, enchufes, cables eléctricos, incluso las tuberías del agua, tanques de agua de PVC, llegando al extremo de fenómeno cuando ardió una casa entera.

Los incendios se producían delante de los habitantes que no daban crédito a lo que estaban viendo. A lo largo de cuatro meses se llegaron a producir numerosos incendios, cuyo origen nadie acertaba a explicarse, lo que produjo a la población un estado de: “vivían en un sin vivir en sí”.

Se tomaron todo tipo de medidas: Se cortó toda la corriente eléctrica del pueblo; se prohibió la entrada de gente ajena al él; El alcalde Pedro Spinnato ordenó desalojar 16 viviendas, para poder entrar en estas y estudiar lo que estaba ocurriendo. Para resguardarlas de posibles robos pidió un destacamento de policías y para prevenir incendios trajo a pernoctar a un contingente de bomberos, los habitantes de Canneto, mientras tanto, se alojaron en domicilios de familiares y amigos. Se tomaron todas las medidas imaginables y aun así los fenómenos continuaron durante meses. Las memorias USB se borraban, las brújulas se volvían locas, las puertas automáticas se abrían y cerraban solas.

Noticiero italiano sobre los sucesos en Canneto di Caronia

EL INICIO

            El primer incendio del que se tiene constancia, se produjo el 23 de diciembre de 2003, posteriormente salto a la prensa el acaecido el 15 de enero del 2004 que se produjo en la casa del vendedor de seguros Antonino Pezzino cuando un televisor empezó a echar humo y luego a arder, explotando finalmente.

            Pezzino achacó lo sucedido a posibles daños en su instalación eléctrica, sin embargo, en días sucesivos idénticos y sorpresivos incendios por combustión espontánea se fueron produciendo en las casas de sus familiares y en las de otros habitantes del pueblo.

            Ardían no solo electrodomésticos sino objetos que no estaban relacionados con la electricidad, ni cerca a tomas de corriente.

            En declaraciones a la prensa dijo:

 “El fenómeno empezó en mi casa y pronto se extendió por el barrio. Sofás, cables no eléctricos, colchones, lámparas y electrodomésticos se autoincendiaban sin explicación”.

            “Los sistemas de alarma y el cierre automático de los coches se averiaron y los teléfonos móviles se recargaron incluso sin estar enchufados”.

            Pero hubo un hecho, bastante perturbador, en una parcela de tierra a unos 3 Km. del Canneto, cientos de plantas de la especie “Ampelodesmus mauritanicus”, aparecieron completamente carbonizadas, las raíces sufrieron quemaduras bastante profundas y las largas hojas presentaban evidentes rastros de combustión con intervalos de unos 4 cm, al igual que los cables eléctricos encontrados en las casas de Canneto. Se pudo constatar que el fenómeno solo afectó a dicha especie de planta, el resto de flora, presente en el mismo campo, resultó ilesa.

Planta de la especie “Ampelodesmus mauritanicus”, carbonizada.

                Y para rematar ese año 2004, asistimos al varado de millones de “Velella”, una especie de pequeño pólipo, conocido popularmente como “barco de San Pedro”, que encallaron en la costa desde Canneto di Caronia hasta Palermo. Hoy en día asistimos a frecuentes fenómenos de varamiento de estos animales producido por fuertes vientos o por un brusco aumento de la temperatura de las aguas del mar, pero estas condiciones climáticas en 2004 nunca se reportaron en esa área.

Varamiento de Barcos de San Pedro

PRIMERAS TEORÍAS 

Policías y bomberos fueron testigos de lo que estaba sucediendo. Un jefe de la Policía alcanzó a declarar que detrás de todo aquello debía haber “manos intencionadas”, pero el protagonismo de un supuesto pirómano como autor de los hechos quedó descartado, pues entre otras cosas, uno de los científicos desplazados para la investigación, observó con sus propios ojos como un cable eléctrico desenchufado estallaba en llamas.

 El fenómeno era tan desconcertante que se llegó a pensar en que era la obra de un solo individuo que sufrió una fuerte angustia emocional a una temprana edad y que ha desatado su ira mediante poderes sobrenaturales y habilidades psíquicas. Teoría que fue rápidamente desechada, sustituida por otra no menos “sobrenatural” en la que se postulaba que entidades demoníacas son culpables de tales incendios. Y para que no faltara nada más saltó la hipótesis extraterrestre avalada por la presencia de ovnis en la región, algunos, fueron observados por militares, así como otros, por el grupo de estudiosos desplazados a Canneto di Caronia.

GABRIEL AMORTH

A falta de una explicación lógica, de lo que estaba aconteciendo rápidamente se extendió la idea de que el pueblo estaba infestado de demonios, por lo que el Vaticano decidió enviar al anciano exorcista de la diócesis de Roma, Gabriel Amorth, para que realizara un exorcismo.

“He visto cosas así antes, demonios que ocupan una casa y aparecen en los aparatos eléctricos” dijo el padre Amorth. “No olvidemos que Satanás y sus seguidores tienen poderes inmensos”.

El sacerdote afirmó, en declaraciones a otros medios, que se han visto fenómenos como el que se da ahora en Sicilia, pero nunca tan extendidos ni de tanta intensidad, y reitera que Satanás “es capaz de golpear donde quiere si se le abren las puertas con prácticas espiritistas o magias negras”.

Con este convencimiento, de que alguien esté realizando algún tipo de ritual, decide bendecir todas las casas para expulsar el diablo que podía andar merodeando por allí, causando todo aquel estropicio. Pero la situación no mejoro. El fenómeno seguía produciéndose.

COMPAÑÍA ELECTRICA ENEL

            Con el fin de determinar lo que estaba ocurriendo la compañía de energía eléctrica ENEL desplazó personal hacia Canneto. Cortaron la electricidad a las casas y se pusieron a investigar. Llegando el primer sobresalto el domingo sobre las 18:45 cuando en la casa de Anthony, sobrino de Filippo Casella, un anciano del pueblo, desde la estación de ferrocarril vio como el contador eléctrico de la casa de su tío estaba ardiendo. Declaró:

            “Era imposible que fuese por un problema de electricidad. Desde el sábado anterior no teníamos luz y, además, se había eliminado uno de los generadores”.

            Pero este no fue el único caso. En el hogar de una pareja de jóvenes recién casados, que tampoco contaban con suministro de electricidad, ardió todo el mobiliario, la nevera y el resto de enseres que componían su vivienda.

                        Se siguió investigando y revisadas y posteriormente descartadas las líneas de fluido eléctrico de los hogares de Canneto se pasó a estudiar la línea de ferrocarril Messina-Palermo que pasaba por el pueblo. Se pensó que dicha línea podía estar produciendo un exceso de energía electromagnética en su tendido eléctrico y que esto fuese la posible causa de los siniestros domésticos. Al final, esta posibilidad quedó descartada.

PRIMER COMUNICADO

        La primera explicación oficial dada por la Defensa Civil siciliana y el Centro Nacional de Investigaciones de Italia decía que los incendios se debían a un aumento de campos electrostáticos de origen natural. Y se ofrecía una confusa explicación:

            “Con base en una modelización del núcleo terrestre, se ha producido una gran cantidad de energía geotérmica capaz de subir a la superficie a través de vías preferenciales que terminan en punta”.

            Dicho esto, un numeroso grupo de científicos tomaron la villa con el objetivo de buscar los campos electromagnéticos capaces de producir el fenómeno, pero semanas después todos abandonaron el lugar sin poder lograrlo. 

            Y sin que mediara ninguna explicación, los incendios dejaron de producirse, se habían ido al igual que vinieron: sin explicación alguna.

Los habitantes de Canneto regresaron a sus hogares.

AÑO 2005

            Tras un período de tiempo con todo en calma, la vida normal se había adueñado del pueblo, volvieron a producirse los “fuegos espontáneos” y el miedo hizo de nuevo su aparición.

            El alcalde del pueblo, Pedro Spinnato se vio en la necesidad de hacer un llamamiento nacional que dio su fruto cuando el entonces primer ministro Silvio Berlusconi tomó cartas en el asunto y se creó un grupo de expertos con el fin de descifrar el rompecabezas, bajo el amparo de la ordenanza de emergencias de Protección Civil número 3428 que preveía una colaboración entre el Estado Italiano y la Región de Sicilia, grupo liderado por el Dr. Francesco Venerando Mantegna.

            El grupo estaba formado por profesionales de los Ferrocarriles Nacionales, del Centro Electrotécnico Experimental Italiano, de la Agencia Regional para la protección del Medio Ambiente, ingenieros eléctricos de la Facultad de Messina, profesores de Ingeniería eléctrica, trabajadores de Protección Civil y de Brigadas contra el Fuego y expertos en geofísica y vulcanología.

            Los trabajos se iniciaron sin pérdida de tiempo alguna y Canneto fue puesto “patas arriba”. Los investigadores se zambulleron en su mar, pues se hablaba de la posibilidad de que de este estuviese partiendo electromagnetismo; además, los habitantes del pueblo decían que de allí salía cierta luz misteriosa; se investigó el espacio aéreo porque se decía que cuando se producían los incendios se podían divisar ciertos extraños objetos voladores; se investigó a fondo la superficie terrestre del pueblo por si hubiese fuerzas volcánicas que estuviese desatando los fenómenos, recordemos que cerca de Caronia están las islas Eolias, volcánicamente muy activas y, finalmente, se instalaron múltiples sensores en todo el área de Canneto de Caronia para poder indagar sobre la procedencia de esas extrañas radiaciones que traían a todos de cabeza.

            Durante dos años permanecieron activos aquellos sensores a la caza del fenómeno. Sin embargo, los impulsos de energía que se lograban captar eran tan cortos que era imposible determinar con certeza su procedencia.

AÑO 2006

Un nuevo misterio se sumó a los ya existentes en marzo de 2006, cuando se pudo constatar la aparición de toda una plantación, unas 3.000 piezas, de berenjenas con diferentes tipos de colores haciendo que los agricultores tengan perdidas pues nadie quiere esta cosecha. Los análisis del laboratorio sobre muestras del cultivo no arrojaron ningún tipo de luz sobre el asunto.

Berenjena “coloreada

            Y en ese mismo mes del 2006, un residente de Canneto ve un helicóptero que sobrevolaba el bajo Mar Tirreno en problemas, toma una foto y descubre que otro objeto aparece detrás del vehículo.

El helicóptero se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia porque tres de las cuatro palas mostraban cortes notables, y los pilotos afirmaron que no habían golpeado nada.

OVNI siguiendo al helicóptero

AÑO 2007

            Desde el inicio de las investigaciones hasta este año, fueron contabilizados más de 300 incidentes de “combustión espontánea”, a lo que se unieron otros extraños acontecimientos, como fugas inexplicables de agua en diferentes casas, los espejos estallaban sin razón aparente, se produjo un incidente de un colchón que ardió, encontrándose el origen de llamas en el interior de él, etc.

            Finalmente, el estudio de los especialistas fue entregado al Gobierno y aunque no se llegó a una conclusión sobre el origen de los incendios, las investigaciones excluyeron causas naturales o humanas, así como cualquier relación con la línea ferroviaria o con las redes eléctricas y de telecomunicaciones.

            Pero la sorpresa saltó en octubre de ese año, cuando la prestigiosa revista L´Espresso de Italia publicó un informe provisional filtrado del Departamento de Protección Civil, concluyendo que la única explicación plausible era la del “origen no terrestre”, ya que los incendios fueron causados por las emisiones electromagnéticas de alta potencia, entre los 12 y 15 gigavatios, de procedencia desconocida.

            Por otro lado, también se detallaba el aterrizaje de un OVNI cerca del pueblo, citando que “fueron descubiertas varias zonas en campos de cultivo completamente quemadas sin poder ser explicadas”.

            “Este no es el informe final. Todavía estamos trabajando en nuestras conclusiones y esto se ha filtrado sin consentimiento”, dijo Francesco Venerando Mantegna, director de la comisión de estudio. “No estamos diciendo que pequeños hombres verdes de Marte fueron los culpables de los incendios, pero el origen podría encontrarse en fuerzas no naturales capaces de crear una gran cantidad de energía electromagnética. Esto es solo una de las posibilidades. También estamos trabajando la posibilidad de armas secretas con un poder desconocido y con la capacidad de producir una enorme energía”.

AÑO 2008

El asunto se estaba “yendo de las manos”, y las implicaciones que comenzaban a hacer su aparición parece que a ciertos sectores no les convenía que se airearan.

        El 24 de junio de 2008 y tras una investigación por parte de peritos designados a tal efecto, se dio carpetazo por la Fiscalía de Mistretta Messina. El caso fue cerrado y la conclusión fue que se trataba de llamas abiertas y de mano humana en acto malicioso, es decir, que los incendios fueron provocados.

            Pero, no explicaban nada del extraño caso de las plantas de la especie “Ampelodesmus mauritanicus”, tampoco del varamiento de la “Velella” o “barco de San Pedro” y menos aún del incidente del helicóptero que realizó un aterrizaje de emergencia.

            Fue un cierre del asunto “cara a la galería”.

¡Por favor, siguenos, comparte y dinos si te gusta!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*